martes, 4 de diciembre de 2012

EL ORIGEN DEL AMOR

                                           EL ORIGEN DEL AMOR
Cuando la tierra aun era plana, y las nubes eran de fuego, y las montañas llegaban al
cielo, y a veces mas arriba, el mundo lo habitaban gentes que parecían barriletes.

Tenían dos pares de brazos, tenían dos pares de piernas, tenían dos caras que asomaban
de una enorme cabeza.
Podían ver todo a su alrededor.
Hablaban mientras leían y no sabían, no sabían nada del amor.

Esto fue antes del origen del amor.

Entonces había tres sexos.
Uno que parecía dos hombres pegados espalda con espalda.
Se llamaban hijos del sol.
Similares en aspecto y tamaño eran los hijos de la tierra.
Eran como dos chicas fundidas en una sola pieza.
Y los hijos de la luna eran como un tenedor y una cuchara.
Eran mitad sol y mitad tierra, mitad hija y mitad hijo.

El origen del amor.

Pero los dioses se asustaron de nuestra fuerza y orgullo.
Y Thor dijo:
"Los mataré a todos con mi martillo, como mate a los gigantes".
Pero Zeus contestó:
"No déjame a mi. Usare mis rayos como tijeras y los cortaré como corté las patas a las
ballenas y recorté a los dinosaurios convirtiéndoles en lagartos".
Cogió unos cuantos rayos, soltó una carcajada y dijo:
"Los partiré por la mitad, los voy a cortar en dos mitades".

Y en lo alto se juntaron nubes de tormenta con grandes bolas de fuego.

Y empezó el bombardeo.
Caían rayos del cielo como brillantes hojas de cuchillo.
Y cortaron a través de la carne a los hijos del sol, de la luna y de la tierra.
Y algún Dios indio cosió la herida, dejando un agujero en nuestro vientre para
recordarnos el precio pagado.
Y Osiris y los dioses del Nilo crearon una gran tormenta que formó un huracán que nos
dispersó en un diluvio de viento y lluvia.
Un mar de gigantes que nos arrastró.
Y si nos portamos mal nos volverán a cortar.
Y tendremos que saltar a la pata coja y ver solo con un ojo.

La última que te vi, nos partimos en dos. Tú me mirabas a mí yo te miraba a ti.
Me resultabas tan conocido que no te reconocía.
Por que tenías sangre en la cara y yo tenía sangre en los ojos.
Pero juraría, por tu expresión, que el dolor de tu alma era el mismo dolor que sentía la
mía.

Ése es el dolor.
Corta en línea recta a través del corazón.
Lo llamamos amor.
Nos abrazamos uno a otro.
Intentamos volvernos a unir:
estábamos haciendo el amor.

Haciendo el amor.

Fue una noche fría y oscura, hace muchísimo tiempo, cuando, a manos del poderoso
Júpiter, que triste historia, nos convertimos en criaturas solitarias de dos patas.
Es la historia del origen del amor.

Ése es el origen del amor.

Enlace al viedo:

http://www.youtube.com/watch?v=_zU3U7E1Odc


2 comentarios:

  1. Lo mejor de esto es el vídeo! Súbanlo! http://www.youtube.com/watch?v=_zU3U7E1Odc

    ResponderEliminar
  2. Compartan el vídeo, que es genial! Saludos :) http://www.youtube.com/watch?v=_zU3U7E1Odc

    ResponderEliminar